fbpx
678 181 749

¿Qué es el acúfeno?

El acúfeno o tinnitus , es la percepción de un ruido-sonido en forma de pitido o zumbido en los oídos o en la cabeza, que no están producidos por una fuente sonora externa al cuerpo. Pueden ser suaves o fuertes y se describen como ruidos silbantes, soplos, zumbidos, siseos, rugidos y sonidos pulsátiles. Estos ruidos predominan en ambientes silenciosos.

Se pueden distinguir dos tipos de acúfenos:

  • Acúfenos subjetivos (acúfeno propiamente dicho) son aquellos que sólo la propia persona es capaz de percibir. Se trata de un ruido generado por un funcionamiento anormal del sistema nervioso central o por una disfunción del oído, por tanto, no es una enfermedad en sí misma, sino un síntoma de una enfermedad. Se asocia generalmente a hipoacusia o pérdida auditiva.
  • Acúfenos objetivos (también llamados somatosonidos), son sonidos generados por el propio cuerpo que se transmiten al oído por vía ósea. Suelen ser pulsátiles y ser escuchados por un observador, por tanto pueden tratarse de enfermedades vasculares, musculares, óseas o articulares.

¿Qué puede desencadenar un acúfeno?

Las circunstancias que desencadenan el acúfeno pueden ser variadas:

  • Disfunción del órgano auditivo (pérdida auditiva, traumatismo acústico, etc.)
  • Patologías psicológicas (estrés, ansiedad, depresión, miedo, irritabilidad, etc.)
  • Alteraciones metabólicas (hipertensión, diabetes, artrosis) o tumorales.
  • Enfermedades vasculares y óseas.
  • Exposición prolongada a ruidos de alta intensidad, produciendo una sobreexcitación en el oído interno.
  • Presencia de tapones en los oídos.
  • Infecciones y perforaciones de oído.
  • Lesiones cervicales o alteraciones mandibulares.
  • Reacción a ciertos medicamentos.
  • Hábitos de nutrición, tabaco, drogas o alcohol.

Diagnóstico del acúfeno

hombre que tiene dolor de oído - Qué es el acúfeno

El acúfeno, es un síntoma generado por la actividad del organismo. Es importante saber que, el mero hecho de vivir, significa que el funcionamiento del organismo produce sonidos en todos los sistemas.

El que los percibamos o no, dependerá del ruido ambiente, de nuestras costumbres y relaciones sociales o de las enfermedades. Lo fundamental es la manera por la cual nosotros somos capaces de percibirlo y la capacidad de saber afrontarlo e integrarlo en la vida diaria.

En primer lugar es necesario descartar todas aquellas patologías orgánicas, psíquicas y sociales que pueden interferir y a partir de aquí, pretender pasar del “acúfeno como señal de malestar” a su aceptación. Por ello la actitud de la persona es determinante en su percepción.

Para un adecuado diagnóstico, es importante la intervención de distintas disciplinas médicas y psicosociales. En primer lugar el otorrino debe descartar la presencia de determinadas patologías y la realización de pruebas audiológicas  por parte del audioprotesista, para conocer la asociación del acúfeno a una disfuncionalidad del órgano auditivo.

El diagnóstico global, va a permitir proporcionar un tratamiento específico.

Tratamiento

Para abordar el tratamiento, es necesario determinar el origen de los acúfenos. El  tratamiento del acúfeno, abarca desde, fármacos específicos, procedimientos quirúrgicos, adaptaciones de audífonos y terapias físicas entre otros.

Sin embargo la terapia más habitual se conoce como TRT o Terapia de Reentrenamiento del Tinnitus. Esta tiene como finalidad, facilitar la habituación al acúfeno sin interferir en la vida del paciente, esto se consigue mediante dos técnicas:

  1. Consejo terapéutico.

Consiste en hacer ver al paciente que el acúfeno es un estímulo neutro, es decir, no se trata de una amenaza.

Cuando el paciente comprende los mecanismos del acúfeno y su posible impacto, se reduce el nivel de molestia y por tanto su reacción negativa. De esta forma, favorece el control del acúfeno.

  1. Terapia sonora

Con la terapia sonora, se pretende disminuir la intensidad de la reacción frente al ruido, de forma gradual. Así, en ausencia de reacción neuronal, se produce la habituación del acúfeno, como cualquier otro sonido. De forma que se logre que el cerebro descarte los ruidos (acúfenos) que no le aportan información.

La terapia sonora, se puede llevar a cabo mediante:

  • El incremento de sonidos ambientales y evitando el silencio.
  • Mediante adaptación de prótesis auditivas en casos de hipoacusia. De forma que, los audífonos van a generar ruido que enmascara el acúfeno, cubriendo la percepción de éste.

Esta base sonora, se utiliza como “alivio” del acúfeno, pretendiendo modificar la emoción que éste genera, en el pensamiento del paciente.

Este entrenamiento puede llevar meses, e incluso años, dependiendo de otros factores que se asocien a la actitud del paciente.

El tratamiento con sonidos, lo efectuará el audioprotesista y nunca se debe tratar sin haber hecho un estudio audiológico completo.

Para solucionar el tinnitus, sobre todo es importante que confíe en los profesionales que lleven su caso, seguir correctamente los tratamientos y mantener una actitud positiva ante el problema.

Si necesitas saber qué audífonos tienen generador sonoro para acúfenos, pincha aquí y te los mostramos todos.

× Consulta con el experto